Metodología

El proyecto incluye los siguientes componentes:

  • Análisis del contexto de la cuenca y sistematización de la información sobre la cuenca

    Se confeccionará el marco referencial de la cuenca. Se desarrollará la relación del plan con los programas o planes de desarrollo local, municipal, regional y nacional. Es fundamental considerar su entorno social, económico y ambiental y el contexto espacial e histórico. Se describirá la función de los recursos naturales de la cuenca en el desarrollo e interacción económica y social local y del país, se señalarán los aspectos de sostenibilidad ambiental, quiénes tienen la responsabilidad del manejo, los antecedentes, situación actual y proyectiva, la situación de mercado, de desarrollo ecoempresarial, de mercados ecosistémicos. Se hará un análisis de los actores involucrados y su relación con la cuenca.

Se confeccionará una base de datos con la información existente sobre la subcuenca que permitirá que las personas de la comunidad y la red de aliados conozca los temas en los que se ha trabajado a lo largo del tiempo, los resultados que se han obtenido, de modo que  esto sirva de base para la toma de decisiones y a la vez para la  orientación de los nuevos trabajos o estudios que se realicen en la región. Dicha base incluirá una sección de información que se haya generado en la región y que sea de utilidad para estos mismos fines. Para cubrir este componente se elaborará una base de datos en coordinación con la comunidad para recopilar los documentos existentes y las referencias de las personas que han ejecutado proyectos en la subcuenca o en la región en general.

 

  • Identificación y análisis de los actores clave

La lista de actores clave ha sido identificada en estudios previos y actividades que se han desarrollado en la cuenca. Se establecerán mecanismos de comunicación efectivos para crear una red de aliados que favorezca la información y el aporte de cada uno en el proceso.

 

  • Caracterización biofísica, socioeconómica y ambiental

La caracterización estará dirigida fundamentalmente a cuantificar las variables que tipifican a la cuenca con el fin de establecer la vocación, posibilidades y limitaciones de sus recursos naturales y humanos, es decir el ambiente y las condiciones socioeconómicas de las comunidades que la habitan. La caracterización cumplirá tres funciones fundamentales: describir y tipificar las características principales de la cuenca, servir de información básica para definir y cuantificar el conjunto de indicadores que servirán de línea base para el seguimiento, monitoreo y evaluación de resultados e impactos del plan gestión de cuencas y servir de base para el diagnóstico. Los componentes y variables que son importantes de caracterizar en una cuenca incluyen los aspectos de ubicación, morfometría e hidrología, caracterización biofísica y ambiental y la caracterización socioeconómica (Jiménez, 2009).

 

  • Diagnóstico y prioridades

Se cuenta con información base de la cuenca pero se profundizará un diagnóstico dirigido a determinar el estado actual de la cuenca, considerando su capacidad natural y las tendencias de las intervenciones humanas sobre los recursos naturales y el ambiente. Se busca conocer las características, potencialidades, oportunidades, interacciones problemas, causas, consecuencias y soluciones a esos problemas de la cuenca, interpretando como funciona este sistema, desde el punto de vista biofísico, socioeconómico y ambiental. Se plantearán y analizarán los problemas con una visión integral, interdisciplinaria, identificando las externalidades. El diagnóstico busca conocer las necesidades e intereses de la población y actores principales de la cuenca y cómo estos pueden participar en la solución de los problemas. Debe determinar el rol del ser humano, la familia, las comunidades, las instituciones, los gobiernos locales y las y organizaciones que influyen directa o indirectamente en este territorio. Este permitirá priorizar los problemas y potencialidades de la cuenca.

 

  • Zonificación y ordenamiento territorial

Se delimitarán las unidades de conservación reconocidas (márgenes de cauces, áreas protegidas y sitios vulnerables reconocidos). De acuerdo a las condiciones sociales, factores ambientales y elementos económicos se definen zonas o categorías de uso relacionadas con áreas de producción intensiva (cultivos, ganadería), áreas de producción con restricciones, áreas forestales,

áreas de restauración ecológica, áreas de manejo especial, áreas para núcleos poblacionales y áreas restringidas (limitantes de pendientes y otros factores biofísicos).

  • Línea base de los componentes del plan de gestión de la cuenca

Se determinará la línea base, entendida como el conjunto de indicadores que sirven como marco de referencia cualitativo y cuantitativo para poder verificar, analizar, monitorear, dar seguimiento y evaluar los resultados, impactos y cambios a nivel biofísico, socioeconómico y ambiental, relacionados con la implementación de actividades del plan de gestión de la cuenca.

La línea base se fundamenta en indicadores cuantitativos y/o cualitativos relacionados con los problemas priorizados en el diagnóstico. Es la medida inicial de las variables y procesos, a través de indicadores que se esperan modificar con la intervención.

 

  • Horizonte temporal del plan

Se definirá el horizonte, el cual se refiere a la proyección temporal para la cual se diseña el plan; el plan contendrá acciones y resultados esperados a corto, mediano y largo plazo. Con frecuencia para lograr impactos en la cuenca se requieren procesos de largo plazo, por ejemplo mejorar la calidad del agua, recuperar cobertura vegetal, cambiar actitudes de la población, consolidación de

mecanismos de gestión, fortalecimiento de la capacidad local y empoderamiento. Lo ideal es formular planes con visión de largo plazo (15 o más años).

 

  •  Marco lógico del plan de gestión

El marco lógico es una herramienta de planificación que se usará para estructurar el plan de gestión; la lógica vertical vincula el fin, propósito, objetivo general, objetivos específicos, resultados, actividades y productos; mientras que la lógica horizontal relaciona indicadores verificables, fuentes de información y supuestos.

 

  • Formulación del plan

Se establecerán los objetivos, componentes (programas y proyectos), organización, estrategias de implementación, evaluación y medidas correctivas del plan. El objetivo general será el cambio general que queremos lograr en la cuenca. Aunque existe información que ha permitido determinar algunos de los programas prioritarios, sobre todo por el trabajo participativo previo que se ha desarrollado con la comunidad, es necesario ordenar todo el plan para que sea integral y sostenible. Se definirán objetivos específicos para cada componente, que estarán dirigidos a enfrentar las causas de los problemas mediante el fortalecimiento de las potencialidades. Los programas y proyectos por programa serán definidos y priorizados mediante trabajo conjunto entre los diferentes actores. Se definirán las estrategias de implementación de modo que se definan las actividades prioritarias para cada proyecto, responsables, resultados esperados, indicadores, cronogramas, costos y origen de los fondos. Se definirá la estructura organizativa de modo que se conozcan las responsabilidades y las funciones de los responsables de la ejecución.

Se definirá la estrategia de implementación que incluirá la estrategia organizacional (participación, movilización, empoderamiento, responsabilidades), la estrategia financiera (movilización de recursos necesarios), estrategia espacial (intervención en el espacio de la cuenca y su entorno), estrategia operativa (relacionada con el trabajo al nivel de las unidades de intervención), estrategias políticas e institucionales (lograr respaldo para la gestión).

Se hará un análisis de la factibilidad técnica, económica, financiera, legal, institucional y organizacional.

El plan de gestión incluirá una definición de la mejor opción para institucionalizar  el mismo, que incluirá las estrategias y mecanismos para ello, las alternativas para desarrollar las capacidades y el empoderamiento social, buscando siempre la sostenibilidad del plan.

 

  •  Evaluar periódicamente el plan de gestión de la cuenca y en caso de requerirse definir medidas correctivas

Mediante la realización de talleres, se evaluará el avance del Plan con el fin de determinar las acciones correctivas y los responsables que haya que designar para asegurarse de que el Plan está logrando el cumplimiento de los objetivos propuestos.

 

Algunos de los componentes definidos en las acciones previas con la comunidad son:

 

  •  Formulación y gestión de nuevas iniciativas  y seguimiento de los proyectos en ejecución en la subcuenca

 Usando como base la información contenida en la base de datos generada y a partir de la lista de aliados y sus campos de acción, se formularán iniciativas de posibles proyectos a desarrollar en la subcuenca. Para desarrollar este componente se realizarán talleres cuyo objetivo de definir los campos de acción, sus prioridades y los aliados involucrados en cada caso. La organización de los talleres se hará mediante la coordinación entre las universidades, los demás aliados  y las personas de la zona que trabajen en la generación de la base de datos. Una vez generadas las iniciativas de proyectos se iniciará el proceso de búsqueda de recursos para su implementación. En el caso de los proyectos que se encuentran en ejecución se analizarán los resultados a fin de alinear los proyectos con el Plan estratégico de la subcuenca. Una persona de la zona se encargará del seguimiento de éste proceso en coordinación con los aliados involucrados en cada caso.

  •   Educación ambiental

Este componente se desarrollará mediante la ampliación en el tiempo y la cobertura del Proyecto  denominado “Curso de Innovación Educativa en la Gestión de la Salud y el Ambiente”, que se ha venido desarrollando en diferentes regiones del país, incluyendo la zona sur. En este proyecto ya han participado profesores del Colegio Yolanda Oreamuno, sin embargo se ampliará el número de profesores y alumnos, así como las instituciones participantes, de modo que se fortalezca el trabajo de formación en gestión de la salud y el ambiente entre los profesores, maestros y muchachos de la zona. Este componente se desarrollará siguiendo la metodología usada en este Proyecto y que ya ha sido validada a nivel nacional, la cual consiste en la participación de los docentes en cursos modulares con actividades presenciales y no presenciales, que van acompañadas del desarrollo de un proyecto en cada centro educativo. Se fortalecerá la participación de los centros educativos de Volcán en el Proyecto Red de Monitoreo y restauración socioecológica.

  •  Producción agropecuaria sostenible

Dentro de este componente se desarrollarán pruebas piloto de buenas prácticas productivas que permitan servir de ejemplo a los productores de la zona en el manejo sostenible de la producción. Se definirán los productores participantes y las acciones concretas a usar en cada caso. Se incluirán prácticas  tanto en la producción  agrícola como pecuaria, manejo de suelos, manejo de aguas servidas, manejo de desechos, manejo de biodiversidad, entre otros. Mediante días de campo, talleres e intercambio de experiencias se divulgarán los resultados obtenidos en los proyectos piloto implementados.

  • Manejo de áreas protegidas

Se establecerán las acciones más apropiadas en cada caso según los datos arrojados por el     diagnóstico inicial. Las acciones tenderán a la generación de pagos ambientales para los propietarios de las zonas.

  • Manejo del agua

En coordinación con la Asada de Volcán y los Jóvenes campeones del agua, se determinarán las acciones que se implementarán en un manejo sostenible del agua, usando como base el diagnóstico inicial, el cual incluirá análisis de aguas y medición de caudales.

  • Manejo de desechos

       En coordinación con un comité de la comunidad se establecerán las acciones para el manejo de los diferentes desechos generados en la zona.

  • Manejo de suelos

Usando como base la información recopilada en el diagnóstico, se determinarán las acciones que permitirán lograr un manejo sostenible de los suelos. Esto se realizará en estrecha coordinación con el componente de producción agropecuaria y manejo de áreas protegidas.

  • Generación de fuentes de empleo

Se harán todos los esfuerzos necesarios para que las actividades que se generen en el plan usen la mano de obra local de forma sostenible.

  • Sistematización de la experiencia y divulgación

Se elaborará información que recopile la experiencia para su análisis y reflexión del proceso. A la vez servirá para la divulgación de la experiencia de modo que sirva de ejemplo para otras comunidades en otras cuencas del país.